Publicaciones archivadas

El hombre verdadero

“Vivir juntos, en mundos separados.” Así se llama este año el informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas, que se da a conocer hoy en todo el mundo. Alude a hombres y mujeres, que viven juntos, pero en condiciones que los separan: esta vez, el trabajo elaborado en base a los informes que fueron recabados en las Cumbres de Población y de Mujeres (El Cairo, Beijing, Nueva York) y a los informes de seguimiento en cada país, va directamente al grano, es decir, a la discriminación por género. Hombres y mujeres no juegan el mismo juego, ni juegan con las mismas reglas. Una de las virtudes del informe es permitir una lectura a través de los diferentes cortes que se pueden hacer sobre la población mundial: hay hombres y hay mujeres, sí, pero también hay ricos y hay pobres, y hay niños y hay adultos, y hay jóvenes y hay viejos. En cualquiera de estas categorías se lleva la de perder si se es mujer. Y el gran eje sobre el que cabalgan los problemas de población mundial es el de la salud reproductiva. Si se debieran suprimir los matices, los detalles, las infinitas complejidades de cada cultura, podría rescatarse una línea del sustancioso informe de la ONU: “Un tercio de los 80 millones de embarazos que se producen anualmente en el mundo no son deseados”. De ese tercio, algo más de 26 millones de embarazos, se desprenden los veinte millones de abortos anuales realizados en malas condiciones sanitarias, las 78 mil muertes de mujeres y los miles de chicos que quedan huérfanos o sin nadie que se ocupe especialmente de ellos. Continuar leyendo…

Quiebra, cierra

Las nenas juegan a que son Britney Spears. Tienen ocho años. Se miran en el espejo vestidas con las mallas de baile que les aprietan los pechitos y les marcan los vestigios de las panzas infantiles que ya se les desdibujan. Se peinaron como a ellas les gusta: complicado. Con gomitas, ganchos, clips y hebillitas agarrapelusa se diseñaron las cabezas de fiesta. Se pintaron. Tienen los labios rojos y los ojos sombreados. En las mejillas se pusieron brillantina. Menean las caderas, mientras un cepillo para el pelo les sirve de micrófono.

Se conocen desde hace cinco años. Son amigas. Empezaron a serlo cuando todavía hablaban a media lengua y no sabían la tabla del dos, cuando la palabra Enter no significaba nada, cuando el hermano de una de ellas no había nacido, cuando la otra no se había mudado, cuando las dos usaban talle 4, cuando no había muerto ni la abuela de una ni el padre de la otra, cuando para las dos el mundo era más misterioso y al mismo tiempo más inofensivo. Hoy han llegado a esa etapa en la que las mujeres eligen varias veces por día a su mejor amiga. Han descubierto el viejo truco de las alianzas, que implica y contiene el viejo sabor dulce de las preferencias, pero también el viejo gusto amargo de las traiciones. Cuentan la una con la otra como si hubieran hecho un pacto de presencia y no agresión: una es para la otra el reaseguro de ese sentimiento de amistad que, están advirtiendo ahora, es esquivo, se construye, se derrumba, se pone a prueba, se tambalea, se nutre y se debilita, pero así y todo es el alambre que suele sostenernos cuando todo lo demás se viene a pique. Continuar leyendo…

Kiosco 24 hs

Fue hace escandalosamente poco que para calmar la sed ya no hizo falta ir a los bares: el pasaje de la botella a la lata de gaseosa presagiaba, aunque entonces no lo sabíamos, una interminable retahíla de cambios en nuestra percepción del mundo, o al menos de la ciudad. Con las latas vinieron las heladeras vidriadas de las que primero hicieron gala los kioscos de mejor familia y poco a poco cualquier kiosco. Y después, casi sin que nos diéramos cuenta, y bajo el influjo ya desdibujado de la reina lata, nacieron los kioscos abiertos las 24 horas y sus sucedáneos, los autoservicios de las estaciones de servicio, valga en este caso la redundancia que no es tal, porque bajo ese designio, el del servicio, están ahora regidas nuestras humildes vidas de sujetos urbanos. Continuar leyendo…



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez.