archivos mensuales

septiembre 2003

La insatisfecha

–¿Qué tal? –Nada. –¿Cómo nada? –Ni bien ni mal. Nada. –Un mal día. –No, no, igual que todos los días. –Che, qué bajón que tenés. –¿Yo? No, no, me da lo mismo.

Cucarachas y babosas

Todo el mundo tiene en la familia a alguien como Elena Cruz. No digo a alguien que admire a Videla, sino a alguien que les ponga apodos a las cucarachas y les pida perdón a las babosas antes de envenenarlas. En casi todas las familias hay o…

“Haber ido” a la peluquería

Mientras el pelo era largo y la raya estaba al medio, no había ningún problema. Eso es lo que tenían la niñez y el hippismo: el pelo no daba trabajo. Casi ni me acordaba de que tenía pelo. Nunca me hice la toca, ni me hice rulos ni me lo…

Edad mínima

–¿Hasta qué edad te parece que puedo buscar novio? –Hasta que tengas ganas de tener novio. Novio podés buscar a cualquier edad, Marilina. –No, te pregunto de qué edad mínima podría ser el novio que me busque. –¡Ah! –¿A vos qué te…

Una noche de domingo

Venía de estar tres horas en la Favaloro intentando inútilmente despertar a mi padre para darle de comer. En su ensoñación, en la que cayó después de una operación y cuyo origen los médicos todavía estaban investigando, le hablé. Le dije…

Y ahora le toca al vecino

El suspiro de alivio generalizado de ayer a las ocho de la noche, cuando Mauricio Macri reconoció su derrota, no sólo indicó que Aníbal Ibarra ganó estas elecciones. A pesar de que las haya ganado, no es conveniente olvidar la tensión de…

El postre

–No tengo el menor interés en volver a verlo. –¿Por qué? –Porque a mí nadie me trata de esa manera. –¿Qué te hizo? –Algo que a una mujer no se le hace. –¿Por ejemplo? –Hasta me da pudor contártelo.

Madame Bovary y Zamora

Emma Bovary se había casado con un hombre respetable, había tenido su soñada boda, había lucido su vestido de novia, había salido, por fin, de la casa de sus padres y había comenzado una nueva etapa de su vida. En su luna de miel se…

De Flaubert a Zamora

Emma Bovary se había casado con un hombre respetable, había tenido su soñada boda, había lucido su vestido de novia, había salido, por fin, de la casa de sus padres y había comenzado una nueva etapa de su vida. En su luna de miel se…