archivos mensuales

enero 2007

El suavizante de Marcela

Marcela vive en Bernal y tiene un lavadero de ropa. Su marido tiene un estudio de grabación por donde circulan bandas barriales de varios géneros. Tienen dos hijas, aman a los gatos y conocen a sus vecinos. Marcela está por publicar su…

Eterna y vieja juventud

En el año 2005 fui invitada a reflexionar acerca de los desafíos del tango de cara al futuro. El resultado fue el libro “El tango, mañana” (once artículos y un cuento). El artículo que yo escribí se transcribe a continuación. Los demás…

Lamer el chocolatín

Cuando era chica y empezaba mi programa favorito –el Capitán Piluso-, mi mamá me daba, a veces, un chocolate Suchard de los amarillos, los que tenían cereales. Eran días especiales. Quién sabe por qué, a los seis años yo administraba mi…

Caín y Abel

Se comenta por ahí que Abel era nómade y Caín, sedentario. Y hay hasta quien dice que la historia de la humanidad puede leerse en función de la oposición, el rechazo, la necesidad de expulsión que sienten los sedentarios por los nómades.…

La virtud

El otro día, Roxana Kreimer, filósofa y mi amiga, dijo que una virtud es un punto medio entre dos defectos. La valentía, dijo, por ejemplo, es el punto medio entre la cobardía y la temeridad. Nunca lo había pensado así. Uno digiere la…

Para que las ideas se ramifiquen

Una de las preocupaciones de Sandra Russo, periodista de Página/12, es “hacer contacto” a través de sus textos. En las contratapas de este diario, el “yo” no se despliega por el interés autobiográfico en sí, sino con pretensión de…

Mardel

¿Me parece a mí, o ya pasó esto de que la temporada marplatense comience “pasada por agua”, y que en todos los canales de televisión haya noteros enviados a La Feliz que, como llueve, no pueden ir a la playa a mostrar chicas y entonces…

Dos balas perdidas, dos nenas baleadas

Dos balas perdidas en Rosario, la noche del 31, encontraron sus blancos en dos nenas, de 4 y 11 años. Las balas perdidas rara vez se pierden. Son disparadas al aire en un rito salvaje, porque aunque sean disparadas como una forma de vago…