Me dejaron pensando

Hola, queridos.

Es la primera vez que escribo algo especialmente destinado a este blog, que hasta ahora se ha limitado a reunir sólo artículos ya publicados. La ocasión lo merece.

Ustedes saben que canal 7 levantó Dejámelo pensar, el programa que conducíamos diariamente desde hace un año y medio con Boy Olmi (un sueño de persona, un encanto hecho hombre).

Me duele, me duele, no puedo evitarlo. Me duele que me hayan engañado, psicopateado, jodido. No tengo naturalizado este estado de indefensión y de indignidad al que mucha buena gente que me conoce y me quiere llama “la tele”, “es la tele”, “así es la tele”. Yo les pregunto: “¿Pero así también es la tele pública?”, y ellos contestan. “La tele y la guita, la tele y el poder, así es la tele”.

Te quiero mucho Claudio, te quiero mucho Ernesto, te quiero mucho Hugo, pero no veo por qué debo masticar un atropello meciéndome con ese latiguillo, “así es la tele”, cuando tengo miles de motivos personales para no hacerlo. Para empezar a levantarme no el programa sino el ánimo, diré que escribo esto con la mayor de las ventajas, y en realidad sólo lo hago alumbrada por esa misma ventaja: no busco nada y no espero nada, en lo personal, de la política de medios de este gobierno, cuyos funcionarios me han maltratado.

Desde esa libertad puedo hacer lo único que en realidad me importó siempre, ya que lo otro vino por añadidura: escribir.

Podría escribirlo en Página/12, mi lugar de pertenencia y permanencia, que me dio su apoyo, y podría decir esto de otra manera en sus páginas. Pero no quiero decirlo de otra manera.

Doy talleres de escritura desde hace muchos años y a mis alumnos les digo siempre que hay impulsos de estilo que hay que respetarse y permitirse, con la menor cantidad de restricciones posibles, porque forman parte de un palpitar de la propia escritura. Que crece, decrece, cambia a medida que vivimos. Somos cuando escribimos. Así que este impulso de estilo me lo voy a permitir en este espacio, sin causarle problemas a nadie.

Rosario Lufrano me cagó. Esa es la verdad. Y yo no sé muy bien, todavía, por qué recibí de su parte tanta pero tanta hostilidad de género. ¿Podemos hablar de este tema?

Hace rato que muchas de nosotras somos mujeres fuertes. Pero me pregunto hoy, en el balance, a qué le llamamos fortaleza las mujeres, y qué tipo de fortaleza merece ser defendida, buscada, celebrada. ¿Podemos hablar de este tema, ya? ¿Del mal uso del poder por parte de algunas mujeres? ¿Podemos hablar de cómo, tantas veces, pero tantas que una termina mareada, una mujer con poder lo usa más discretamente con los varones que con las demás mujeres?

Hasta que me llamó para pedirme que me incorporara al canal con algún programa diario (y lo hacía que porque alguien se lo había sugerido, que en estos casos de funcionarios flamantes haciendo buena letra equivale a un “ordenado”), yo no había pensando jamás en mi vida en Rosario Lufrano. Una sola imagen: cubriendo las elecciones chilenas cuando se terminaba la dictadura de Pinochet, recuerdo haberla visto haciendo un móvil en un hotel en el que se reunía la Concertación. Me acuerdo de haberla visto (estaban también Sylvina Walger, Miriam Lewin y Olga Wornat, capítulo aparte) haciendo un móvil para una radio. Yo estaba también empezando: en esa elección que ganó Patricio Aylwin, transmitía a Página/12 desde el fax de la embajada argentina, entonces a cargo de Spinoza Melo, ¡¡capítulo aparte!!

En mis talleres trabajo mucho con Roland Barthes, y desde la facultad que “Mitologías” es uno de mis libros de consulta y cabecera. Aprendo de la mirada de Barthes. Cómo y dónde colocar el ojo para observar algo cotidiano y asombrarse. Esa es la esencia de la escritura. Del asombro nace lo interesante. Ese fue el espíritu de la idea de Dejámelo pensar: poner en juego cada día un tema cotidiano cualquiera, y batirlo con ideas, historia, estadísticas, literatura. Yo creo que a Barthes la idea de hubiese encantado, y que de haber sido Barthes el director ejecutivo de canal 7, a mí me habría ido mejor que con Lufrano. ¿Ponemos aquí un “ja ja”? Pónganlo ustedes, yo estoy depre.

Quiero decir: a mí no me importaba ni la pantalla, ni el sueldo, ni el cartel, ni un carajo más que Dejámelo pensar. La potencia política del programa era lo más atractivo, lo más excitante. Soy perfectamente conciente del peso político del trabajo periodístico, y el mío intento usarlo a favor de lo que me parece bueno o justo. No es ninguna novedad que desde el principio del gobierno de Néstor Kirchner entreví un proyecto político que me cautivó. Entreví junto con ese proyecto, que ahora conduce Cristina, cambios profundos en la vida simbólica argentina. Y no habrá nunca un cambio político real si antes no se produce un quiebre en la vida simbólica argentina, formateada por la derecha.

Vuelvo a septiembre del año pasado, porque hasta entonces yo ya sabía que Lufrano no me tenía en alta consideración, pero eso no me afectaba. Las dos productoras de planta del canal se chiflaron y me declararon la guerra. Déjenme decirlo así, porque si me explayo pasamos a otro registro. Las minas se metieron con mi vida personal, sin que en mi vida personal hubiera nada reprochable (en criollo: sentimental y sexualmente, no le quité nada a nadie, ¿ok?). Digo esto porque por canal 7 se ha echado a correr el rumor de que el programa fue levantado por “problemas de alcoba”, y de alcoba no hubo nada. Sobre ganas de alcoba no puedo saber ni opinar.

Que estas minas me declararan la guerra implicó faltas de respeto imperdonables, un desprecio también imperdonable por el producto que estábamos haciendo, y una falta de profesionalismo como nunca he visto en treinta años de carrera. Dos minas locas, ¿está claro? No el canal, ni la gente del canal, ni el SAT ni la UTPBA ni minga. Esas dos minas.

Lufrano desmanejó la situación. Así de simple. Dejó hacer. Dejó humillar, dejó difamar, dejó caer el programa. Puso a su informante personal como “negociadora entre las partes”, cuando no había nada que negociar. Lufrano no volvió a hablar conmigo desde antes de que Dejámelo pensar saliera al aire. Tal fue su calidez. Tal fue su interés en el programa.

No soy idiota, y sé que los ciclos empiezan y terminan. Pero no de esta manera. Cuando terminamos de grabar, a principios de diciembre, yo venía de estar aislada en el camarín dos meses, ya que la informante oficial de Lufrano me sugirió que no volviera a entrar a la oficina de producción (¿Así es la tele? Así es la tele cuando todo sale como la mierda, yo diría, y Lufrano lo sabía perfectamente).

En diciembre le pregunté a Gustavo López, presidente del Directorio de Medios Públicos, si el programa iba a estar en la grilla de este año o no. Verán: éramos un equipo de siete personas que debíamos planificar nuestro año laboral. Ese era mi equipo. Yo tenía que decirles algo sobre la continuidad o no del programa para que buscaran o no otro trabajo. López me atendió amablemente, y me dijo que él quería saber algo: cómo me llevaba yo con Boy. Lo adoro, le dije, ya sin entender absolutamente nada de la realidad virtual de canal 7. Me dijo que en la grilla que le habían presentado el programa estaba, pero que Lufrano le había dicho que había que revisar la dupla de conductores, porque Boy y yo nos peleábamos mucho y la tensión traspasaba la pantalla. ¿Así es la tele pública? Guau, dan escalofríos. Con Boy nunca pero nunca en un año y medio de programa diario tuvimos un problema.

Es así que me considero expulsada de la pantalla pública, porque es verdad que me ofrecieron la conducción de un programa precioso sobre Medio Ambiente, pero amigos, yo no soy conductora de copetes, no me veo, no me sale y no me interesa. Y me lo ofrecieron después de tocarme tanto el culo, que si decía que sí era porque me gustaba.

Hay una frase de Mario Benedetti que mencioné un par de veces en Dejámelo pensar: “Uno no siempre puede hacer lo que quiere, pero siempre tiene el derecho de no hacer lo que no quiere”.

El programa de Promofilm que me ofrecieron era muy atractivo, pero a lo que me niego es a formar parte de la televisión pública que gestiona Lufrano. No sólo le retiré mi voto de confianza, sino que este texto es en sí mismo un voto de desconfianza. Ser mujer no implica estar a la altura. Ni implica transparencia ni buena leche. Mi triste experiencia en canal 7 me indica que el género no es por sí mismo defendible. Hay mujeres, en todo caso, que no le hacen honor.

También podría interesarte
49 Comentarios
  1. Gala dijo

    Pues claro que el género no es defendible por sí mismo! Pensar tal cosa, pues, no sería más que incurrir en un prejuicio tan limitante como cualquier otro…
    Lamento lo de «Dejámelo pensar», estaba bueno el programa.
    Saludos!

  2. lamaga dijo

    Yo te conocí por el blog, luego me enteré que escribías para página y ahora recién me entero que estabas en la tele (soy uruguaya y vivo en méxico). Admiro tu escritura, admiro tu valentía al escribir esto.
    Lo bueno del tiempo es que a veces acomoda algunas cosas, ojalá ésta sea de esas cosas, ojalá en el futuro estés en la situación inversa con respecto a esta mina y ojalá entonces puedas demostrarle como se hacen las cosas de verdad.
    Un abrazo.

  3. Juan dijo

    A través de los medios públicos se alimenta a los alcahuetes del poder.
    La Lufrano responde a Arbistur?

  4. Dark Tide dijo

    Lamento lo que pasó, realmente es una gran guachada lo que te hicieron.
    Mas argumentando esos supuestos temas de alcoba, que no existieron, pero aún en el supuesto que hubieran existido, eso no tendrían por que haberlo mezclado con el laburo. Son cosas distintas: Al pan, pan y al vino, vino.

    Desde acá te mando todo mi apoyo (en el buen sentido. Aclaro para que no dé lugar al chiste fácil, je). Y no te desanimes, que a muchos nos encanta tu laburo. Casualmente hace unas semanas estaba hablando con una compañera de facultad que, a pesar que la línea editorial se volvió bastante oficialista, reconocemos, las columnas de Aliverti y las tuyas son una de las cosas mas valorables de página.

    Te mando un beso,

    H.

  5. Andrés dijo

    ¿Quién es rosario lufrano? No se trata siquiera de una pregunta retórica. La estoy forreando porque me da mucha bronca. Y más bronca me da después de leer lo que escribiste. Me acuerdo que hace un tiempo leí un texto tuyo donde contabas como surgió dejamelo pensar, lo que pensabas de los medios de comunicación, el hallazgo que significó para vos boy olmi con su «el error no existe»…
    Creo haberlo leído una sola vez, y pesar de que no lo recuerdo como para citarlo de memoria, se me quedó incrustado en la cabeza muchos de tus pensamientos (me imagino a la televisión acorcetando nuestras ideas) que es lo que me suele pasar con todos los textos que escribís. Quedan. Y ahí residía el acierto del programa también porque al compartir puntos de vista, a veces muy diferentes, (como televidente jamás presencie una pelea entre vos y olmi) era justamente esa diferencia, ese batido que describís, que lograba que algo traspasara la pantalla y nos dejara pensando a nosotros también. La «decisión» de Lufrano da entender que absolutamente nada debe traspasar de ningún lado. Me sumo a la lista de los que preguntan si existe la posibilidad de seguir pensando desde otro canal.

  6. javier dijo

    Esto es un buen ejemplo de como funcionarios de este gobierno manejan los bienes públicos como si fuesen propios. Una lástima.

  7. Mauro dijo

    Cómo me gustaría decir cuatro palabras que te hagan sentir felíz en un instante y dejar atrás esto tan feo que pasó, pero no puedo, nadie puede porque hay cosas que se superan con un poco de tiempo y fuerza, con un proceso que el «cagado» transita y elabora sólo, o casi sólo. Por lo tanto lo único que puedo decir es que te quiero, te quiero con el cariño de los miles de anónimos que te queremos y respetamos a partir de lo que escribís, reflejo de lo que sos, y nada más, no tengo el poder de Lufrano para darte un programa, ni la guita como para abrir un nuevo canal, pero tenés un lindo lugar en mi corazón que compartís con algunas otras pocas personas que admiro.
    Un abrazo.

  8. Anaclara dijo

    Recuerdo haber leído «La dialéctica del iluminismo» el año pasado para la facu. Adorno y Horkheimer allí hacen un especial énfasis en la importancia de que el sistema en el cual estamos no nos anule el pensamiento. Así que pensándolo bien, no es tan terrible todo esto. Porque cuando las cosas nos hacen reflexionar (de hecho el título de la nota así lo manifiesta) podemos seguir adelante, es más, salimos más enteros. Entonces no hay que olvidar ni a Lufrano ni su clan, hay que aprender simplemente, que la mierda existe, y en general, hay demasiada de ella. Y sobre todo seguí dejándote pensar, porque te pueden sacar del aire, pero esa capacidad es y será siempre imposible de ser clausurada.

  9. Mariano dijo

    ¿habrá visto Rosario Lufrano una competidora en vos?

    Siempre supuse que la tele era un «puterío» (y no hay nada de peyorativo al trabajo de las y los putas y putos). Quizá la calidad del programa haya encendido alarmas en las cabezas de los de más arriba que vos.
    Te cagaron, como nos cagan a todos.
    Me duele no poder verte, la puta que estaba bueno!

  10. hernán dijo

    El programa reverdecía el espíritu, eso es lo más lamentable e imperdonable de haberlo boicoteado. No lo podía seguir a diario por cuestiones de laburo, pero desde que lo encontré supe que estaba condenado al ritmo público de las ideas interesantes, es decir, aparición inexplicable y extinción calculada; es una desgracia la lectura que describo, pero la falta de compromiso con los «grandes» intereses garantiza la inestabilidad laboral del pensamiento crítico y creativo; es nuestra responsabilidad no conformarnos con eso.
    A favor (entre varias cosas): muchos somos los que te queremos mucho (a vos y al resto del equipo), la vida siempre da revancha; parafraseando a Neruda, que el amor sea nuestra venganza.

  11. Milagros dijo

    Hace un tiempo te escribí un mail que no se si te habrá llegado, pero decía algo similar a las palabras de Mauro, otro anónimo más que se suma a la lista interminable de la que también formo parte.
    Admiro la valentía que tenés y creo que no debiera ser admirable sino natural en todos y todas.
    Muchas gracias por demostrarnos que existe otra manera de hacer las cosas, de pensar, de sentir, de hacernos saber que no somos tan distintos.
    Saludos y un abrazo

  12. pepo dijo

    sandra. el problema es que gente de mierda se encuentra en todos lados. a vos te tocaron estas dos locas, y los locos son así: locos. personas que tienen problemas y se la agarran con los demás. y precisamente son estos los que tienen cargos gerenciales o de poder. así de injusto.
    por lo demás no te puedo decir nada porque vos sabras como seguir con tus broncas y con tu vida, trabajo, etc.
    pero tenes la tranquilidad de NO SER como esta gente loca, cagadora, poco profesional e injusta.
    seguramente vas a encontrar otros lugares para hacer lo que queres hacer.
    DEJAMELO PENSAR era un programa que quería mucho. pero no es la muerte de nadie. quedan los amigos para charlas de las cosas que se charlaban en el programa y están los libros para poder hacernos de las cosas que nos interesan.
    despues que pasen esas sensaciones de «tocada de culo» como decis vos, va a venir la tranquilidad de tener la conciencia tranquila y de ver cuan mal están algunas personas. ok no quiero caer en el consuelo barato pero es así.
    te iba a hacer una observacion sobre el tema de género pero eso lo dejamos para después. saludos. suerte. y mandemosle un besito a lufrano en el lugar que mas le guste.

  13. José dijo

    La primera sensación que me surgió fue la siguiente: «que bien escribe esta hija de puta». Bueno, tenía que decirlo, fue un impulso de estilo.
    ¿Qué decir? Que demostraste tremenda altura escribiéndolo acá y no destrozando a Lufrano desde Página 12… que es una lástima que estemos perdiendo la oportunidad de tener una mejor televisión por dejarla en manos tan torpes o pérfidas como las de esta mina… que nos perdimos un lindo programa, una linda idea, un disparador… Y sí, todo eso se puede decir pero también tengo un pequeño gran consuelo: desde tu escritura siempre abriste cabezas y desde tu taller haces que esas cabezas puedan expresar cada vez mejor lo que piensan. Y eso… eso es plantar un jardín en medio del desierto de Lufranos.

  14. Pablo Ibáñez dijo

    Hola. Mi nombre es Pablo y desde que un profesor de prensa me recomendó leerte, hace ya seis años, no puedo dejar de hacerlo. Mi actual jefe siempre usa como muletilla una frase: cuanto más fácil se lée, más cabeza tiene. Y así espero cada lunes que actualicen el blog. Leer cosas tan bien escritas, de un tirón, con hambre, es algo inspirador. Mucho más para un apático, como quien te escribe.
    Me interesan tus tópicos, tus temas recurrentes, tu enfoque.
    Arranqué hace poco con el periodismo escrito. Me gusta más que los otros géneros. De a poco, mis jefes y mis compañeros me alaban y me estimulan. Mi objetivo es la crónica pero, cosa que comprendo ahora, las 5W me permiten abrir las alas más y mejor.
    Además, encontré una mujer paisaje. Taciturna, obstinada, posesiva, memoriosa y soñadora. Tal cual es ella. Pero, herida por un tipo que le fugó al compromiso, espera curar sus tajos. Sabe que la espero y lo hace con cariño, compartiendo mucho tiempo conmigo. Ella hace que mis ficciones mejoren. Y también sabe eso.
    Finalmente, como siempre, vuelvo para leerte. Acá escribo para la oficina de prensa de la presidencia, en Uruguay. Es como un pequeño Telam. A veces me gusta, a veces no. Entre lindas notas y mentiras piadosas, siempre vuelvo para leerte. Es que lo hacés tan fácil, tan fluido, sobre elaboraciones tan costosas emocionalmente para cualquier cristiano, que no puedo más que decirte que me encanta lo que hacés.
    Gracias por dedicar un escrito especialmente para tu blog. Para terminar, te voy a decir lo que sos para mí, tal como el Gral. Seregni, preso por la dictadura uruguaya, le escribía a su mujer, Lilí: » al final del camino, hay una luz puntual».

  15. Luis Felipe dijo

    Hola Sandra compañera de tantas sueños…No podemos creer en esta reverenda injusticia. Qué pasa en los medios oficiales. Cualquier funcionario con malos antecedentes y enquistado en «el poder» se atreve a destruir algo que construye lo popular, lo didáctico, lo inteligente. Te queremos mucho y también a tu socio del programa Boy. Quizá puedan hacer el programa en otro canal. Si así sucede espero enterarme…así podemos seguir aprendiendo algo más de la vida. Te sigo desde hace años en lo medios. Suerte en tu vida…

  16. carla dijo

    Sandra, das a entender que fuiste victima de dos hijas de puta y de rumores. Contra esto no hay batalla posible. Dejalas que se hundan en la mierda! No des a conocer lo que se dice de vos, no hace falta, no les sigas el juego. Usa tu mejor arma: el periodismo. Datos de estas minas, datos sobre Lufrano (si los tenes , claro). Pero en realidad no hagas nada de eso. Anda con tu proyecto a otra parte. Digamos que esta desgraciada experiencia te habra servido para confirmar algo de lo que tal vez dudabas:
    – lo publico no es necesariamente irreprochable y etico
    -el diablo no tiene sexo
    Yo- y parece que somos unos cuantos- estare frente a la caja boba. Aunque haya minas talentosas como vos laburando, es siempre una caja boba.
    Un abrazo, Carla

  17. marichu dijo

    Querida Sandra, me conocés pero es un agobio recordarte las circunstancias, sólo te escribo para agradecerte que el programa haya existido y, de paso, para lamentar que una vez más la mediocridad opaque un proyecto bueno e interesante, supongo que en un canal privado hubiese sido distinto, no sé y la verdad no me importa, porque lo que quería agradecerte especialmente es una poesía que conocí por tu programa, y desde ese momento está en el corcho de mi cocina y en mi lectura de “café de mañana tomado sorbo a sorbo mientras me despierto”, aquí la mando para recordarla otra vez:
    NO TE SALVES
    No te quedes inmóvil
    al borde del camino
    no congeles el júbilo
    no quieras con desgana
    no te salves ahora
    ni nunca
    no te salves
    no te llenes de calma

    no reserves del mundo
    sólo un rincón tranquilo
    no dejes caer los párpados
    pesados como juicios

    no te quedes sin labios
    no te duermas sin sueño
    no te pienses sin sangre
    no te juzgues sin tiempo

    pero si
    pese a todo
    no puedes evitarlo
    y congelas el júbilo
    y quieres con desgana

    y te salvas ahora
    y te llenas de calma
    y reservas del mundo
    sólo un rincón tranquilo
    y dejas caer los párpados
    pesados como juicios
    y te secas sin labios
    y te duermes sin sueño
    y te piensas sin sangre
    y te juzgas sin tiempo
    y te quedas inmóvil
    al borde del camino
    y te salvas
    entonces
    no te quedes conmigo

    Mario Benedetti

  18. Matías dijo

    Que lástima que los medios, lugar de privilegio para potenciar la educación y la cultura de cualquier pueblo, estén dañados así. Todos se dejan tocar cualquier cosa para permanecer en ese sistema perverso. Lástima que miles de graduados en Comunicación y Periodismo y cientas de escuelas no se den cuenta de esto. Lástima que el poder se imponga a cualquier bien social, como las perspectivas y la información que nos daba «Dejamelo pensar».

    Dos cosas más. Me encantaria que Sandra participe en los comentarios, contestanto y agregando cosas. Y tb que el blog sea más autónomo y que publique cotidianamente (en Página12 publica muy pausado). Que los manipuladores de la formación social no nos dejen sin Russo todos los días.

    Saludos! matiasmanna@hotmail.com

  19. Malena dijo

    Sandra, gracias por compartirlo. Con tu honestidad y claridad ahora tenemos bien en claro por qué no está más el programa. Espero que algo o alguien te den una inyección de esperanza y encares nuevos proyectos en tele o que sigas en la gráfica, donde te deslizás como pez en el agua. Saludos!

  20. Dark Tide dijo

    Bueno, quería escribir unas palabras…

    Lo único que te quiero decir es que no dejes que esto te dessanimes.
    Hay bocha de personas a la que nos encanta tu laburo (hace un par de meses, justamente comentába el tema con una compañera de facultad). Y gente forra hay en todos lados, independientemente del género que tengan.

    En fín, solo eso.

    Te mando un gran abrazo,

    H.

  21. Verónica dijo

    Hola, Sandra.
    No sé cómo caí en tu blog, pero leyendo tu escrito todavía no caigo de la sorpresa por el levantamiento del programa. Por lo otro que escribís no me sorprende nada.
    Dos cosas antes que nada, sinceramente no creo en nada que los Kirchner implique un cambio simólico en esta Argentina conservadora y oligarca, sino pensá solo en De Vido, solo por nombre a uno. Solo hay inteligentemente una apropiación de banderas que ha causado la adhesión de ciertos sectores progresista, pero que en esencia no se ha cambiado nada en absoluto, se porfundiza cada vez más las desigualdades.
    La televisión, pública o privada, es una herramienta del poder y listo.
    Y la otra, las mujeres no somos ni mejor ni peores que ningún otro ser mortal, las ambiciones no discriminan ni género, ni religión ni color.
    Jaja ni Página /12 es lo que era antes, vos misma lo decís que lo tendrías que decir de otra forma la nota para que saliera en sus páginas, pero que no tenés ganas. Ya no es el diario que mi viejo compraba todos los días con ansias de leer.

    Así estamos cada vez más acorralados por laa injusticas aunque, mientras te escribo estoy escuchando la canción de Drexler «Al otro lado del río» y me hace pensar…

    Muchos saludos y a seguir escribiendo y a no perder nunca la palabra. Hay que seguir luchando por el sentido de la palabra…

    Abrazos desde la provincia de Santa Fe

  22. NORA dijo

    VOS SANDRA RUSSO SOS UNA GROSSA!!!!!!!!!!!!!!!!

  23. NORA dijo

    un abrazo y adelante!!!!!!!!!!!!!!!

  24. pepo dijo

    hola sandra.¿ puede ser que el programa que te habían ofrecido en canal 7 sobre ecología , ahora lo va a conducir Natalia Oreiro?

  25. la condesa sangrienta dijo

    Es una verdadera pena que hayan levantado el programa, uno de lo poco bueno que podía verse en «el canal de todos». Hacían buena dupla con Boy, lograban un clima relajado y amistoso, con humor inteligente y posibilidad de pensar lo cotidiano.
    ¿qué puedo decir? solamente solidarizarme con tu bronca y decirte que la mala leche, la envidia y la soberbia de quienes se han subido al caballo no son exclusivos de un género, hdp hay en todos lados.
    Abrazo enorme y ojalá «la tele» nos permita Dejarnos pensar aunque sea en otro canal.

  26. mediomedio dijo

    lo siento, lo lamento mucho, mucho, mucho. Si te sirve de algun consuelo mi corazon esta todo con vos. No te dejes vencer, sos demasiado inteligente para perderte.

  27. Gustavo dijo

    ¡Aguante la Sandra! es linda, me hace pensar y emocionar cuando escribe, y su programa era una delirancia de lo más inteligente. Nunca en la tele vi algo donde el sentido se fuera construyendo de manera tan transparente y divertida, sin preconceptos.
    Estoy seguro que el problema fue por celos. Como mujer la petisa Lufrano no te llega ni a los tobillos; con mis casi 50 sé de lo que hablo…. bueno…sobre todo cuando hablo de mis gustos.
    Con afecto y solidaridad. Yo

  28. Laura dijo

    Estas semanas estuve poniendo canal 7 a la tarde para ver si estaba tu programa y nunca lo encontre y la verdad, que me llamó mucho la atención. Era un programa realmente bueno, los temas que trataban, ademas de ser muy interesantes, la mayoria hablaba de la propia realidad y eso realmente te hacia pensar y reflexionar…

    La verdad es una pena y realmente me indigna que pasen este tipo de hechos con una mujer como vos. Te empece a leer gracias a un profesor del secundario que nos daba tus articulos de pagina y de ahi empece a leer el diario por internet y tus articulos, despues llegue a este blog y me senti bastante identificada con vos en la carta que escribiste a la revista cuando tenias 17 años creo, tenes una manera de contar las cosas excelente!!

    Ya pasaron unos dias de este articulo, ojala que estes mejor, igual la bronca de toda esta situacion es dificil que se te pase..

    suerte y saludos.

  29. Diego dijo

    Una vergüenza lo de Lufrano. Hay muy pocas personas que están a tu altura en los medios masivos de comunicación, y quizás por eso es tan triste ver cómo te cierran la puerta. Más aún siendo en el canal estatal que debería ser, en un contexto en donde la televisión se maneja en base a las reglas del «libre mercado» utilizando al espectador como mercancía para vender a sus auspiciantes, el refugio del pensamiento crítico.
    Ojalá publicaras esto en Página, creo que es relevante ya que este gobierno es el mismo que mantiene vigente la ley de radiodifusión de Videla y su única política en ese área es la de utilizar la pauta oficial como disciplinador.

    Fuerza Sandra, no aflojes.

  30. el nene dijo

    no me sorprende nada en ese canal. si buscas en la red siempre encontras denuncias sobre como operan los burocratas en el canal publico. como se te ocurrió a vos proponer pensar en el horario de los chismes y la farandula? y encima todos los dias!! al tenerte en su grilla, canal 7 saca chapa de independiente y progresista. pero no es para que te lo creas vos! ellos necesitan tenerte, pero que no pienses en voz alta. dale…ocupate de las boludeces. tal vez algun programejo que con el pretexto del medioambiente reproduzca lo que les interesa a las multinacionales como greenpeace que pretenden que el tercer mundo nunca domine la tecnologia, que esta reservada para el primero. mejor genera sensibilidad por las «pobres ballenas» y no por las (o los) POBRES (a secas).
    te paso un sitio donde hay un articulo muy elocuente sobre la siruacion del noticiero de «nuestro» canal. si lo hackearon solo tenes que poner en el buscador: LUFRANO BUROCRACIA. y aparece decenas de veces en las paginas de los medios que se atrevieron a difundirlo.

    http://www.eslaposta.blogspot.com
    http://www.eslaposta.woedpress.com

  31. Fernando dijo

    Hola que tal!.

    No te conozco pero el programa lo ví varias veces, y me parecía muy «light» para un canal estatal. Dicho de otra manera, no me lo hubiera imaginado en la BBC, por ejemplo. El día que apareció Boy Olmi (se escribe así) en bata, y medio que ustedes o no tenian libreto o no sabían muy bien que decir.

    Aunque no lo creas, pensalo desde este lado, el programa fue muy cuestionado por sectores de la derecha, o ridiculizado incluso por programas como TVR (si mal no recuerdo, o fué Petinatto?). Daban la imagen de «mirá que delirio lo que hacen con nuestros impuestos». NO DIGO QUE YO PIENSE ESO. DIGO que hay mucha gente que seguramente lo pensaba o lo decia.

    A mí el programa me parecía pasable. Para pasar el rato. 5 sobre 10. (Sorry si herí tus sentimientos).

    También me parece de mala leche que ahora, herida y con la calentura, te pongas a hacer campaña contra Rosario Lufrano. Todos odiamos a la persona que nos dejó sin trabajo alguna vez, pero creeme, a los 2 meses se te pasa.

    Saludos,
    FC

  32. Federico. dijo

    Mis saludos, el programa mas alla de cierto caos era de lo mas interesante para ver…¡¡un lugar para pensar en la tv!!…casi una utopía, a mi me había llamado la atención de porque habían «limpiado» a la profesora de filosofía la cual le ponía cierto marco teorico interesante al programa ¿habra sido tambien por una movida política o de polleras? eso pensé en su momento, otra característica interesante es que muchas veces se llegaba a la conclusión de que los cambios individuales debían estar englobados por un cambio general político…no quiero pecar de paranoico pero ¿quiwn sabe? quizas empezó a joder que se mande un mensaje revolucionario, no olviden que a la gente hay que tenerla anestesiada e idiotizada con; Tinelli, Susana,Mirtha,Rial,etc.

    Saludos y la lucha se manifiesta de miles de maneras diferentes.

  33. Federico. dijo

    en parte estoy de acuerdo con el ultimo comentario de Fernando,pero nada mas en la parte en que yo dije «caotico» se nota cierta desorganización que quizas podría excusarse por la poca producción reservada para este programa, es cierto que a veces se hacían los graciosos y no lo eran, los temas eran tratados muy superficialmente y se opinaba sin conocimientos y dando luagr a acer en lugares comunes, tambien se pedía opininoes a gente que s enotaba que encontrabn pro ahí o era algun conocido, justamente por eso me pareció mal que echaran a la profesora de filosofía ya que hacía las veces de «corral» teorico cuando se fruteaba mucho, pero bueno, estamos en Argentina año 2008 ¿que pretendían? pero estando en el aire quizas se podía corregir , la idea de hacer un prorgama que llame al pensamiento es interesante , claro que sin desvirtuarla en la practica.

  34. germán dijo

    bombón, la lufrando te odia porque sos más linda!

  35. Lic. Baleno dijo

    Sandra, te juro que admiro mucho tu escritura y el programa no estaba nada mal. Pero me parece que no contribuye a «destruir el imaginario de derecha» que cada persona que trabaja en canal 7 crea que ese espacio lo tiene para siempre.
    Asi el estado siempre va a hacer lo mas facil: ninguna politica cultural y listo. Para que? para que despues cualquiera salga diciendo que Kirchner lo prohibio? Para eso 8 horas seguidas de Tom y Jerry y listo.
    El programa duro un año y medio y de repente dos minas se volvieron locas? bueno, la gente cambia, los ciclos se cumplen, tampoco es que dejan en la calle a alguien que vive gracias a ese laburo. Encima te ofrecieron algo. Bueno, para la moto, las relaciones laborales, aun en el estado, a veces se terminan.
    En Telefe hubiera terminado antes.
    Si empezaba.
    Igual te quiero.

  36. Coki dijo

    Sandra, yo veía el programa y leí recién estos días una nota tuya en Página 12 sabiendo que son la misma persona.
    No coincido en nada con tu postura política y honestamente lamento que la tengas, habiendo tanta evidencia en contrario.
    Pero valoro (y suelo esperarlo muchísimo de los periodistas) que dejes en claro tu postura oficialista. Que no finjas ser objetiva. Sos la primera periodista a quien le escucho decirlo y me hace respetarte profundamente.

    Lamento lo ocurrido, qué bueno que encontraras un canal donde expresarlo y difundirlo, aunque sea a algunos.

    Acabo de descubrir tu blog con este tema (así que de algo sirvió 🙂 ). Voy a visitarlo seguido y espero que te interese hacer lo mismo con el mío, nacido hace pocos días pero que considero interesante y con algunas ideas que pueden tener cierto valor.

    Saludos.

  37. el canilla dijo

    Sandra, vi una vez el programa. No veo mucha TV.
    Te leo desde hace eones, con todos los cambios de Página.
    Siempre admiré y me dió placer tu escritura, valiente y audaz y precisa.

    Pero la política no es periodismo, la miseria humana está en todos lados y los motivos para levantar un programa de la TV pública son infinitos.

    Lo importante es que lo hiciste y a más de uno vos y Boy le dieron algo para que su cabeza se inquietara.
    No es poco en estos tiempos.

  38. Gabriel dijo

    Sandra: sos una mina copada, inteligente, creativa ..y encima estas bien fuerte. Te envidiaran?. Cuando leia tus interesantes columnas en p12 nunca imagine que eras la misma del prg de boi…un oasis entre las torridas novelas caribeñas!!.Entre tanta estupidez y mala leche q vimos estos dias en los diarios..tus ideas conservan lucidez y poesia.
    Espero sigas igual.
    Saludos

  39. Nick dijo

    Es realmente una pena leer y enterarse de estas cuestiones, pero peor aún, enterarse de estos comportamientos en lo que se denomina la televisión del pueblo. Una pena.
    ¡Saludos!

  40. David dijo

    Me gustan mucho tus columnas en Página 12. Tenés una mirada muy aguda y es evidente tu velocidad y profundidad de análisis (p.ej. «Me acuerdo de «Retirate»). Sin embargo tu labor televisiva no tuvo esa profundidad, quizás por ser un magazine. Esto con prescindencia de los pormenores que relatás. Yo creo que escribiendo sos muy muy buena, pero a no equivocarse con el tipo de programa y público. Cuando vuelvas a la tele tenés que adaptarte a ese entorno audiovisual que por naturaleza es superficial (y bastante hueco).

  41. Adriana dijo

    Mi querida Sandra.

    Trtando de rastrearlos de algún modo me entero por la compu, que dieron de baja uno de los programas más interesantes e inteligentes que hacía mucho que no podía disfrutar. Dos personas gozosas y gozables como vos y Boy Olmi, hacían de un programa algo de orden educativo, culto merecedor de toda la audiencia. Lamento nuevamente que algo bueno no sea lo suficientemente producido, pero no se hace más esto, es una chanchada. En todo lo ancho de la palabra. Y querida esto pasa porque la gente todavía tiene miedo, no otra cosa. Y el miedo es así de estúpido.

    Yo de verdad amé ver este programa todas las veces que lo pude enganchar y me divertí sobremanera, vale el esfuerzo y cómo me gustaría tener los medios para ponerlo en el aire nuevamente.

    Espero que mi comentario sirva de motor y no de bajón.

    Un enorme abrazo a los dos, y espero que la vida haga me los encuentre en algún momento. Me encantaría compartir con ustedes son apetitosos.

  42. Graciela Bravo dijo

    Tengo que reconocer que los primeros programas no me gustaron porque no notaba continuidad en la charla pero eso con el correr de los días se fue aceitando y por último terminó por serme nesesario. A vos, Sandra, ya te tenía una gran admiración por las contratapas de Página, siempre lograste que me identificara con vos además de emocionarme.
    Qué te puedo decir, que no esté en pantalla «Dejámelo pensar», que era una isla entre tanta mediocridad, es una verdadera pérdida para nosotros.
    Por otra parte yo que soy mujer pienso que no hay duda de que esto es un problema de género.
    Para el lector o el televidente es un gran alivio tener alguien con quien identificarse.
    Ojalá podamos volver a verlos por el canal público, porque nos pertenece.

  43. eduardo dijo

    Sandra, soy uruguayo, vivo hace muchos años en Brasil, y algunos años atrás leí en Página12 una crónica llamada «Abrazar, ser abrazado» (creo que ese era el título).
    La guardé durante algunos años, pero la perdí. Tendrías como enviármela?
    Desde ya te agradezco.
    Un abrazo.
    Eduardo

  44. el hombre suburbano dijo

    loca no te dejes desanimar,basta ya de llorar(garcia).sos mas inteligente ,mejor persona y estas mucho mas fuerte que la lufrano,en ntodos los ambitos ,en todos los trabajos suceden este tipo de cosas.aguante pagina

  45. Eduardo dijo

    Sandra, soy Eduardo. Sigo tus notas en Página cómo muy pocos lo hacen.
    Tengo un amigo que me introdujo a tus escritos que está enamorado de vos y no conoce tu cara ni por imágenes… Podría yo estar acercándole alguna foto pero… no quiero romper su amor espiritual y platónico (ja!)
    Tus talleres de escrituras son virtuales o… ¿reales? Me gustaría asistir a ellos pero vivo en el norte de la provincia de Santa Fe.
    Al respecto del problema con Rosario, no miro mucha televisión pues no podré opinar con demasiado criterio, aunque solo tenga el canal 7 así que sé de quién hablas. Lo último que recuerdo de ella, es su lamentable papel entrevistando a De Angeli.
    Espero te hayas recuperado y no dejo de asombrarme por estar escribiéndote y aunque no asegure que alguna vez leas esto, agradezco me hayas permitido hacerlo

  46. fabian dijo

    Sandra, como queres que no te traten asi, en un canal que es todo acomodo politico? No viste las declaraciones de Lufrano de cvomo va a manejar el canal?
    Alguien dice por ali si depende de Arbistu.No señores, lufrano es la mujer del abogado de MOYANo(pseudo vicepresi).
    Ademas, hoy en Roma con la Cristina(otra mujer con poder, que peligro, no?)
    Creo que eso dice todo

  47. Ismael dijo

    Hola Sandra: Creo que todo ciclo debe de tener un final. A lo mejor no era el esperado, pero creo que se veía venir.
    Yo los miraba siempre y los ultimos programas fueron muy flojos, salvo por el historiador y el chico de las estadisticas.
    Fue un desacierto sacar a la filosofa y «cargar» en el aire al pibe de las peliculas.
    Se notaba que habia cosas que no tolerabas porque se te cambiaba la cara cuando alguien opinaba diferente a vos.
    Pensa que si seguias «Dejamelo…» habría sido algo aburrido y vacio como el de la Mucci o el de Quiroga, que no se como siguen en pantalla.
    Abrazo
    Ismael

  48. maria dijo

    la tele es la tele. y canal 7 tiene eso, mierda a la cabeza. a veces pienso en los minutos que destinan en programas absurdos y en conductores idiotas entonces elijo no ver la tele. Lamentablemente hay mujeres que hacen pelota al genéro femenino, y que alrdean de ser mujeres de acá y de allá, muy a la altura de no se qué parámetros ridículos.
    Llevo aquí xq recién boy olmi pasó x mi oficina a comprar unos rollos de super 8 que vende mi hermano. Me acordé que algun conocido me había hablado de un programa de Boy en canal 7 y de su productora y no se si sos vos o eras vos, y caigo en esta carta excelente. un placer conocerte. Creo q te mencionó Fabio, o Hernan, eso no me importa. qué pena no haber visto ese programa. Volveré a tu web para leerte. besos . maría

  49. José Mazzella dijo

    Hola Sandra, estoy buscando la forma de contactarme contigo para hacerte una pregunta que me parece que puede tener una rta. importante. Se refiere a el último artículo tuyo en Página donde decís, textualmente que, «Estamos en pleno giro de un paradigma a otro». La pregunta se refiere a ¿cuál paradigma es en el que se está y hacia cuál otro se está girando? Gracias por anticipado por tu rta. Cariños y abrazo.
    José

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.