Publicaciones archivadas

Mucamitas

Mauricio Macri estaba lanzando su campaña cuando llegó el momento de acercarse a los pobres. La suya no fue una opción por los pobres, como podría entenderse si uno no hablara de otra persona. Macri necesitaba la foto. Lanzar su campaña desde un barrio con calles de tierra, que ese día eran de barro, completaba al personaje que lo tenía todo. Lo dado en el personaje era su relación con otros mundos. Pero como hay tantos pobres y encima también votan, no hay candidato político que se les resista. Macri venía de Boca y ya se había entrenado en frecuentar morochos, pero ahora se proponía como “el jefe de Gobierno de todos”, y llevó su cuerpo hecho carne con su traje a una villa. Continuar leyendo…

La vida real

Durante mucho tiempo, la vida real fue lo que se oponía a la ficción. La vida real era la que vivían las personas, mientras la ficción era lo que actuaban los actores o contaban los escritores. Así, primero el teatro, la literatura, más tarde el cine, y luego el mundo del espectáculo, se ocupó de la ficción, en un abanico tan amplio como para ir de El Mercader de Venecia a Terminator, pasando por Betty la Fea. Continuar leyendo…

Los huesos de Pérez

Roland Barthes cuenta que en 1945, en Suiza, a raíz de un pneumotórax, los médicos debieron extraerle un pedazo de costilla. Se la devolvieron envuelta en gasa, junto con sus pertenencias. El pedazo de costilla le pertenecía, igual que su reloj o su billetera. Más incluso que eso. Barthes tuvo conciencia entonces, dice, de que “mi cuerpo me pertenece, sea cual fuere el estado desmembrado en el que me lo devuelvan: soy el dueño de mis huesos, tanto en vida como muerto”. Continuar leyendo…



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez.