Publicidad1 Escritorio
Publicidad Tablet
Publicidad Movil
Archivo

mayo 2011

Browsing

“Las condiciones objetivas, dicen los sociólogos, estaban dadas. Las subjetivas comienzan a darse”, escribió esta semana en una magnífica nota –publicada en Rebelión– la profesora de Sociología de la Universidad Complutense Angeles Diez. Las elecciones legislativas fueron y serán una nimiedad comparadas con el verdadero motor de las movilizaciones en las plazas españolas, que amenazan regar a Europa con una generación con algo para decir. Esto no estaba previsto. Pero qué fisura, qué corte posible puede haber más claro que el generacional. Desde la sociología también se ha dicho que los hijos lo son más de su época que de sus padres. Quizás estemos ante un nuevo ciclo global.

Esta semana, los lectores de este diario nos enteramos a través de Ariel Dorfman de un curioso dato de contexto en relación con el asesinato de Bin Laden y el emisor excluyente del mensaje sobre esa muerte, el presidente Barak Obama. Obama es, a la manera norteamericana, el Billy Cristal del espectáculo de la muerte de Osama. Y en esa línea, la muerte de Osama estuvo doblemente destinada a terminar con su vida y a ser exhibida como un espectáculo de poderío y don de mando. La Fox ahora elogia a Obama.