Publicaciones archivadas

Los sueños y la imaginación

Yo no sé si habrá sido el sonido de las cacerolas, los gritos destemplados, esa indisimulable urgencia de tanta gente por deshacerse del Gobierno mezclada con otra gente que simplemente no soporta al Gobierno, arengada por una oposición que se saca la pechera para ir a una “protesta ciudadana” a la que no quieren “contaminar” con política. Creo que no. Me parece que el impulso vino de antes, quizá del fallo de la Cámara en lo Civil y Comercial, casi obsceno en su caracterización de “prensa independiente”. Pero tampoco fue por eso que repentinamente me vinieron a la cabeza unas palabras que había escrito hace justo diez años, nada menos. Eran palabras simples: “Galletitas con manteca y miel”. Continuar leyendo…

Conducción y organización

Hubo mucho énfasis ayer, desde los canales de noticias, en subrayar que este tercer cacelorazo se diferenció de los dos anteriores por la nutrida presencia de los políticos opositores, que no fueron en representación de sus partidos sino a título personal. Dieron a los dos anteriores por “espontáneos” y concedieron en caracterizar a éste como “organizado” desde las redes sociales, pero “convocado” por la oposición, aunque otra de las consignas era “sin banderías políticas”. Mientras los intríngulis de cómo y por qué fue que salió tanta gente a la calle eran desgranados por los conductores de los noticieros, de fondo de veían carteles que básicamente decían “Basta de corrupción K”, “Basta de diktadura”, o “Juicio político ya”. El más visto fue “Justicia independiente”, y uno desde su casa asiente. Justo el miércoles la Cámara Civil y Comercial dio una perfecta muestra de un Poder Judicial impudorosamente dependiente de un grupo económico. Continuar leyendo…

El guardián del hermano

“Es una frase para pensarla”, dijo la Presidenta el martes al mediodía en Puerto Madryn, en el homenaje a los ex combatientes de Malvinas, en el tramo en el que homenajeó a Matías Gensana, un militante de La Cámpora que se ahogó en enero, cuando se metió en el mar para salvar a tres nenes. “La patria son los otros”, dijo. Las frases como ésa a veces rebotan en otras que uno ha escuchado antes. En mi caso, me mandó inmediatamente a la frase de Sartre, “El infierno son los otros”, escrita con su melancolía existencial, penándola. Una frase releída y resignificada en las últimas décadas, cuando “los otros” fueron los inmigrantes, los indocumentados o los diferentes, y en los últimos días, cuando al caer la noche sobre los barrios devastados por la inundación, volvía el fantasma de esos “otros” que acechaban en las sombras, la causa por la que muchos vecinos se negaban a abandonar sus casas, porque allí estaba lo poco que les quedaba, y también les quedaba lo que acababan de perder. Continuar leyendo…



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez.