Publicaciones archivadas

El feriado

Alrededor del feriado del 24 de marzo hubo polémica desde el principio. Ahora, una diputada radical ha presentado un proyecto para derogar la ley 26.085, que lo estableció el 15 de marzo de 2006. El argumento es el mismo que entonces esgrimió casi toda la oposición. Consiste en pretender reconvertir al 24 de marzo en un día hábil, para “evitar su banalización con el miniturismo”. Este año, que cae azarosamente en lunes, puede ser jugada esa carta que ya fue pisada por la explícita inamovilidad del feriado que acompañó su votación. De hecho, hace ocho años, esa votación que en Diputados se zanjó con 123 votos a favor, 36 en contra y 11 abstenciones, fue precedida por una polémica idéntica, en la que los organismos de derechos humanos que respaldaron la iniciativa lo hicieron sólo después de que el proyecto de ley del Ejecutivo consignara que ese feriado no se correría nunca de fecha precisamente para que funcione de ahí en más, siempre, como un recordatorio. Dicen quienes hoy lo impugnan que lo que hay que promover es la reflexión y la memoria cívica. Habrá que esperar hasta el lunes, pero la reflexión, la memoria, los debates, las proyecciones, las charlas y los talleres, sumados a las movilizaciones, indicarán este 24 de marzo, como todos, que es entendido así por millones de argentinos. Continuar leyendo…

Poder y contrapoder

Hace una semana, en una entrevista que le hice en mi programa de radio Dejámelo pensar, el académico brasileño Denis de Moraes ampliaba un concepto que, en rigor, yo había leído en una entrevista publicada en este diario, firmada por Natalia Aruguete. Era que en lo que concierne a la región, el neoliberalismo ha sido derrotado en la década pasada en lo político, pero no en lo cultural. De Moraes es autor, junto a Ignacio Ramonet y Pascual Serrano, de un libro que publicó Biblos, Medios, poder y contrapoder, que compila ensayos de los tres. Me interesó esa distinción que formulaba el académico brasileño porque no siempre se tiene presente que, entre otras, la noción de política que persiste en el imaginario social azuzada por los poderes económicos es aquella que “manchaba” en los ’90. Y por otra parte es una distinción que los propios medios hegemónicos ocultan, para ocultar la preeminencia de su propia hegemonía cultural. “En los países en los que todavía está vigente, el neoliberalismo no para de exhibir rotundos fracasos, pero sin embargo, incluso en los países en los que ha sido derrotado políticamente, no lo ha sido en los planos ideológicos y culturales. Allí permanece actuante, vigoroso, incisivo”, dice De Moraes. De esa idea se desprende que la política en sí misma –la política que se autodetermina, la que tiene representación popular– es en la práctica y en más de un sentido un contrapoder que, en lo cultural, no ha logrado derrotar el corpus hegemónico de ideas que, desparramadas en el sentido común por enormes dispositivos de difusión, se funden en las subjetividades de millones de personas. Continuar leyendo…

“Siembran desánimo porque no quieren que nada cambie”

[El libro Fuerza propia. La Cámpora por dentro, de Sandra Russo, que la editorial Debate distribuye esta semana, incluye dos largas conversaciones con el hijo de dos presidentes. En los siguientes extractos aparecen su concepción de la política, los objetivos de la organización y su visión sobre los principales temas de la actualidad nacional.]

El 27 de octubre de 2010 murió su padre. Y lo que ellos ya estaban construyendo desde hacía años se hizo voluminoso. No se generó de la nada, sino con lo que ya se había hecho en los seis años anteriores. Pero en la mirada pública, los jóvenes salieron de debajo de la alfombra. Continuar leyendo…



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez.