Publicaciones archivadas

La guerra, los medios y las palomas atontadas

El mago lleva décadas enteras, más de un siglo, aplastando palomas en su manga, para después dejarlas salir revoloteando atontadas, sueltas entre el público que lo aplaude. “Sabemos cómo es el aplauso de dos manos, pero… ¿cómo suena el aplauso de una sola?”, era el acápite de un libro de Salinger. Ese aplauso al mago que una y otra vez hace su truco es un aplauso de una sola mano. No suena. No celebra. La paloma atontada es la noticia. Nos habla a veces de guerras, a veces de buitres, a veces de cualquier otro tipo de pulseada, de puja, de conflicto, porque de ese material están hechas la mayoría de las noticias. El aplauso de una sola mano, en estos casos, consiste en la mera y obstinada creencia de que eso que vuela es una paloma que un mago no sacó de la manga de su traje sino un contenido que llena un espacio que estaba vacío. Hay algo de hipnosis en esa insistencia de no ver más allá de la paloma atontada, de no ver su génesis, que es el truco. Continuar leyendo…

Alegría para todos y todas

“Ya somos campeones, amigo, si esto nunca lo vivimos”, le decía a un cronista de televisión un adolescente del conurbano que ayer pasado el mediodía había llegado junto con sus amigos al Obelisco. “Mañana festejamos a lo grande, amigo, todos a la Casa Rosada a recibir al equipo”, le había dicho un instante antes, y el cronista le había frenado la euforia: “Pará, pará, que faltan tres horas para el partido”. Fue entonces que el que lo interrumpió fue el chico, cuando le dijo: “Ya somos campeones, amigo, si esto nunca lo vivimos”. El cronista titubeó pero reflexionó muy rápido: “Claro –le dijo a la conductora del piso–, son muy chicos. Son menores de treinta. Nunca experimentaron algo así”. Continuar leyendo…

Argentinidades

Ultimamente veo choques de paradigmas por todos lados, como si esta época nos regalara la indetenible experiencia de los cambios. Esos choques son múltiples y globales, escarban en nuestras sociedades, las interpelan y las reagrupan, como se puede ver en el tablero mundial, donde la porción emergente del mundo ya es tan grande que esa porción parece considerar defender en bloque sus intereses. Pero esos choques de paradigmas, empujados por la historia, no se dan sólo en la política y en la economía. Se dan en lo subjetivo y, por supuesto, en la cultura. Continuar leyendo…



Copyright © 2004–2009. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez.