Demasiado silencio

La quieren a Florencia de rehén. Y todos calladitos. Haciéndose las vacas que miran pasar el tren. No estamos como estamos solamente por Macri. Estamos como estamos porque hay demasiados cagones con ambiciones que no se corresponden ni con lo que son ni con lo que hacen. No dan la talla. No le llegan ni al taco. No escuchan a la gente. No pretendan que la expectativa electoral nos haga callar a todos en nombre de la unidad. Muchos votaremos lo que ella diga. Pero ustedes dan vergüenza.

También podría interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.