Sospechita

Acabo de escuchar al abogado de Stornelli, apellido Ribas, mediático, cara de piedra, decir que lo del espionaje al peruano ex pareja de su mujer, el presunto «piloto de low cost»,
Es «casi una historia de amor». «Quién no ha estado casado y no ha tenido una sospechita». Brrr. Al peruano le querían plantar droga en el portafolios, no se sabe si es un piloto o un topo de la CIA, por lo menos se sabe que tiene formación militar en EEUU, la mujer de Stornelli salió con un comunicado hablando de su familia que la crió con «valores» y no hace mención a lo que la atañe en persona, en fin: Ribas, si acá no hay algo, pero nada de nada, es amor. Lo que hay es una trama llena de pus.

También podría interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.