Publicidad1 Escritorio
Publicidad Tablet
Publicidad Movil
Categoría

intercambios

Categoría

[Reseña escrita por Julián Gorodischer acerca de Dejámelo pensar, programa televisivo en el que participo diariamente en canal 7 junto a Boy Olmi. La nota original está acá.]

Una de las preocupaciones de Sandra Russo, periodista de Página/12, es “hacer contacto” a través de sus textos. En las contratapas de este diario, el “yo” no se despliega por el interés autobiográfico en sí, sino con pretensión de “rebote” colectivo. En la conducción televisiva de Dejámelo pensar (lunes a viernes a las 16, por Canal 7), acompañada por Boy Olmi, retoma los rasgos de estilo de una prosa que no apela a la figura de autoridad para legitimarse, sino que pretende “hacer girar la asociación a un autor (según explicó a Cecilia Sosa en una nota de Radar) como si fuera la tapa de un termo, hasta que haga clic. Si no escuchás el clic, la nota se te cae. El clic puede venir a través de la forma o el contenido, pero en algún lado tenés que escucharlo. Si no se te hace a vos, tampoco se le hace al lector”. La misma teoría se aplica –por lo visto– al espectador televisivo.